Según la psicoterapeuta familiar Alicia Soltero Medios la envidia es tan, pero tan común, que hay que hacer un ejercicio de consciencia y de voluntad para no caer en ella.

  • Hay individuos que tienen un gusto especial por la maledicencia. Basta que conozcan a alguien para que luego le encuentren defectos.
  • La mirada de éstos individuos se apresura a buscar las debilidades, las limitaciones del otro. Sienten la necesidad de ponerlas de manifiesto, hacerlas públicas, hacer este comentario malévolo de los demás.

Síntomas de la envidia:

  • El síntoma más obvio y notable de la envidia es que trata de desvalorizar al otro ante los ojos, de la mayor cantidad posible de personas. Sobre todo de las más influyentes. A eso le llamamos maledicencia.
  • ¿Por qué ella sí y yo no? La envidia nace también de la necesidad de que se haga justicia. Acá vale la pena recordar que igualitarismo no es lo mismo que justicia. A veces confudimos ambos términos y la envidia no siempre es la búsqueda de justicia.

No hay una regla o manual para que Ud. no sienta envidia, para que Ud. no sea una persona envidiosa. Alicia Soltero Medios considera que la envidia es un sentimiento humano, pero lo que hacemos con ella es lo que puede perjudicar a los demás. No el hecho de sentir envidia, sino lo que hago con ella.

¿Qué tengo que hacer para trabajar con la envidia?

  • Observar y observarme. Y eso se llama consciencia.

Todos los seres humanos tratamos de sobresalir por encima de los demás y esto es parte de nuestro estado primitivo. Los que estamos aquí somos la raza ganadora, la raza que se ha podido adaptar, la que ha tenido las estrategias de sobrevivencia. Todos queremos ser queridos, amados, admirados, todos queremos tener el mejor lugar, la mejor casa, la mejor pieza de pan, el pedazo de carne más grande; todos. Y la envidia es una reacción ante la derrota de no poderlo obtener.

El intento de negarla para sentirme una buena persona, sólo hace que persista. “Lo que se resiste, persiste”.

  • Entonces, el primer paso para sentir que estamos trabajando con la envidia es aceptarla. Lo primero tengo que hacer es aceptar y observar. ¿Qué hay? ¡Ah!, siento envidia por… Es una reacción ante mi intento de ser el más querido, el más bueno, el más deseado, el más admirado… desde ahí yo ya empecé a trabajar la envidia. Cuando la acepto, quito mucha carga. Uno de los elementos que hace muy poderosa a la envidia es que la negamos. Aquí, hay que ser sincero con uno mismo.
  • Dejar de compararnos. El único referente de comparación debería ser yo mismo en el pasado. Cuando me comparo con alguien pierdo mi unicidad. Todos somos personas únicas e irrepetibles. Por lo tanto, cada uno de nosotros tenemos nuestros atributos positivos y nuestros defectos. Los griegos entendían que hay cosas que se ganan por mérito propio y otras son el destino [moira]. El destino era todo aquello donde yo no tuve nada que ver para que se diera (Ej.: si soy más bonita o no, si soy más inteligente o no, etc.). No lo presumo, lo recibo y hago algo con ello. Por eso compararse es un absurdo, porque el otro no hizo nada para obtenerlo, a veces simplemente los recibió (los atributos). La única motivación válida es ante mí misma/o y qué he hecho yo para lograrlo. Si he tenido la oportunidad de aprovechar los momentos que la vida me presentó y si he tenido el talento para echarlas a andar.
  • Los celos y la envidia son lo mismo. Cuando me dejo de fijar si el pastito de al lado es más verde, no le digo que no vaya a sentir envidia, pero no la va a alimentar.
  • Si su madre, amiga, hermana tiene una capacidad que Ud. no tiene lo que se vale es decir: “Me encantaría tener eso que ella tiene”. Pienso ¿qué fue lo que él hizo/ella hizo para lograrlo? Y lo emulo. Es importante la pregunta ¿qué hiciste para? Porque el envidioso quiere tener el resultado, pero no está dispuesto a pagar el precio del proceso que se hizo para obtener el resultado. Quiere tener esa casa linda, ese carro caro, quiere tener ese cuerpo, pero no quiere dejar de comer hamburguesas, pero no quiere dedicarle un tiempo al gimnasio; no quiere vivir el proceso, quiere únicamente el resultado. Y otros, todavía más fuerte, no quieren eso, quieren que él/ella no lo tenga.
  • A veces nos damos cuenta que no tenemos algo por una creencia heredada de los padres o de la historia personal que no he tenido la oportunidad de superar, de dejar esa creencia de lado y atreverme a hacer cosas que a lo mejor no me había atrevido.
  • Uno de los elementos esenciales para trabajar la envidia es la sinceridad. Un estado de ánimo diferente: estar en un “buen mood”.
  • Se requiere también valentía para que después de una derrota, después de que después de que veo que no se pudo, seguir adelante.
  • Transparencia para sentir mi propia mezquindad, mi propia envidia.
  • Y también se necesita una cualidad que no está relacionada con la fortaleza sino con la apertura. Abrirme a la posibilidad de que en el momento que sentí envidia “era niña”, “no estaba madura”, etc. Ver el momento como fue realmente.
  • La envidia se puede trabajar desde siempre (la infancia) para que no llegue a ser un sentimiento que dañe.
  • Cambiar la pregunta del ¿por qué a mí? por ¿y por qué no? Si la pregunta es ¿y por qué yo no tengo ésto? cambiarla por ¿y por qué sí tendría que tenerlo? ¿por qué no cultivo más sobre mí, sobre lo que sí está en mis manos? ¿por qué no agradezco lo que sí tengo? ¿por qué no me pongo objetivos para mí alcanzables? ¿por qué no disfruto lo que sí hay y dejo de añorar lo que no tengo?

Pero acuérdese que para dejar de envidiar tendríamos que dejar de desear y es humano tener deseos. Y tú ¿cómo manejas la envidia?

Escrito por:arteterapiaec

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.